Aduanas refuerza en un 93% dotación y despliega plan de contingencia de por visita papal

A pocos días de la llegada  del Papa Francisco a Chile, el  Servicio Nacional de Aduanas está listo para desplegar un plan de contingencia diseñado desde hace meses para enfrentar este evento excepcional, sin precedentes en nuestro país, con la máxima capacidad operativa coordinada, para ejercer el rol de protección de las fronteras de Chile.

El objetivo es, en coordinación con la Unidad de Pasos Fronterizos (UPF) que administra los complejos, y los servicios contralores, el Servicio Agrícola y Ganadero en control fitozoosanitario y la Policía de Investigaciones en control migratorio, garantizar la continuidad de los servicios en los 19 puntos de control aduaneros en  que se prevé puedan recibir a la mayor cantidad de viajeros durante los días previos y posteriores a la estadía del Papa Francisco en el país.

El Director Nacional de Aduanas, Claudio Sepúlveda, señaló que “esta visita papal es un desafío, pero a la vez una gran oportunidad de demostrar nuestra capacidad de enfrentar este tipo de contingencias, de alta exigencia y absolutamente extraordinaria. Nuestros equipos están trabajando desde que tuvimos las primeras informaciones sobre el itinerario del Papa. Nos hemos desplegado por el país en visitas a terreno, en capacitaciones y repasando todos los detalles. Hay un gran esfuerzo de parte de los directivos y los funcionarios, que han entendido que se trata de un evento extraordinario, y que están poniendo todo de su parte para asegurar la continuidad de nuestros servicios entre el 12 y el 20 de enero”.

REFUERZO DE LAS DOTACIONES

En una acción institucional coordinada desde la Dirección Nacional en conjunto con las aduanas involucradas se han definido modelos operativos de máxima capacidad que estarán funcionando en óptimas condiciones durante los próximos días.

Se aumentará en 93% la dotación en todos aquellos pasos fronterizos y avanzadas del país donde se espera que aumente el flujo de viajeros para controlar ingreso de mercancías y vehículos. Este plan operará en 19 controles de Aduanas: 16 pasos fronterizos desde Arica hasta Osorno, el Aeropuerto Internacional de Santiago y las avanzadas de El Loa y Quillagüa ubicadas en el límite de las I Región de Tarapacá y la II Región de Antofagasta.

Para reforzar la labor de fiscalización se desplegarán todos los binomios de Aduanas especialistas en la detección de drogas, cigarrillos, medicamentos y otros tipos de productos ilícitos. A esto se suma el uso intensivo de las Tecnologías No Invasivas (TNI) con que cuenta Aduanas:  equipos mayores, como camiones escáner, camionetas de retrodispersión y portales escáner; y equipos de TNI menores, como densímetros, fibroscopios y espectrómetros, utilizados para la inspección de mercancías ocultas y para detectar e identificar sustancias químicas, respectivamente; además de detectores de radiación ionizante utilizados para detectar carga radiactiva que pueda poner en riesgo la salud de las personas.

Algunos de los controles con mayor reforzamiento corresponden a Chacalluta en Arica, XV Región de Arica y Parinacota, que tendrá un contingente de 165 personas; Los Libertadores en la Provincia de Los Andes, V Región de Valparaíso, con 94 funcionarios; Pino Hachado y Mamuil Malal, en la IX Región de la Araucanía, tendrán 21 y 13 funcionarios, respectivamente; y Cardenal Samoré en la Provincia de Osorno, X Región de Los Lagos, tendrá 21 funcionarios.

La jefa del Departamento de Operaciones, Magdalena Oblitas, explicó que “hemos trabajado en conjunto con las Direcciones Regionales y Administraciones, para asegurar dotar a nuestros puntos de control con un modelo de operación optimizado, lo que ha significado entre muchas otras medidas, apertura de ventanillas, segregación de flujos de atención, capacitación de personal de refuerzo, y adecuación e inversión en infraestructura, siempre considerando las condiciones necesarias para cumplir nuestro rol en frontera”.

Serán 462 los funcionarios que trabajarán durante los días predefinidos como “de contingencia”. Muchos de ellos han recibido capacitación específica para cumplir con labores de fiscalización para esta oportunidad, particularmente en lo que se refiere a conocimientos prácticos en el área de control documental de vehículos, revisión de equipajes y medios de transporte.

Otro trabajo importante se ha realizado junto a los a los Directores Regionales, Jefes de Operaciones, Jefes de Fiscalización y Jefes de Turno de los puntos de control que experimentarán mayor demanda, quienes han revisado en detalle la operativa del plan, además de entregar los lineamientos al personal  para el manejo de contingencias.

DIFUSIÓN EN PAÍSES VECINOS

La cercanía de los pasos fronterizos con grandes centros urbanos de los países vecinos, como Tacna, Mendoza y Neuquén, también es indicador de un alto flujo de peregrinos. Por lo mismo, junto a la Unidad de Pasos Fronterizos, la PDI y el SAG, se realizó un despliegue comunicacional en las ciudades más cercanas, entregando recomendaciones prácticas a los peregrinos viajeros de manera que lleguen a la frontera con toda su documentación en orden y en conocimiento de aquellos productos que pueden ingresar al país. Además, se realizaron reuniones informativas con agentes replicadores, así como visitas a medios de comunicación trasandinos. Todo con el fin de minimizar los imprevistos en la frontera.

Sobre el particular, la Secretaria General de la Aduana, Patricia Chamorro, hizo una serie de recomendaciones para los viajeros. “Les solicitamos a todos quienes ingresen al país que descarguen anticipadamente la Declaración Conjunta Aduanas – SAG para que puedan presentarla lista al momento de realizar los trámites en el control fronterizo. También es  importante que revisen las restricciones que tiene el equipaje de pasajeros: hay mercancías que pueden ingresar al país, algunas incluso liberadas del pago de derechos. Toda la normativa está publicada en nuestra página web y hemos generado un botón especial donde tenemos una serie de recomendaciones para los viajeros”.

La visita del Papa Francisco ocurrirá en un período en que tradicionalmente se produce la más alta demanda de flujos en frontera, a raíz del recambio de turistas que por lo general ocurre en la quincena de enero.