Argentina: crecen los envíos de cerezas al mundo, pero se pierde por goleada con Chile

La exportación de cereza argentina, que tiene en Neuquén y Río Negro a sus principales productores, sigue creciendo pero pierde cada vez más competitividad respecto de Chile, que hoy es el país que más vende este producto en el mundo.

Los números marcan una diferencia abismal, ya que Chile exportó en la última temporada 180 mil toneladas de cereza, mientras que Argentina alcanzó las cinco mil.

“El crecimiento del país vecino es muy grande y el motivo es económico, ya que en Argentina no tenemos condiciones para exportar porque no somos competitivos. Esto afecta a todas las economías regionales, con altos costos internos, operativos e inflación que no permite expandir al sector”, aseguró el director ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI), Aníbal Caminiti.

Indicó que, además, aparecieron actores nuevos en Sudamérica, como Perú, que ya en otras frutas finas, como el caso de los arándanos, desplazó a la Argentina.

“Estamos a la expectativa de que mejore la situación económica y que se garantice al menos previsibilidad. Pero mientras no cambien variables internas y el tipo de cambio, será muy difícil”, opinó.

En cuanto a la producción, Chile planta unas 3000 hectáreas por año de cereza mientras que Argentina tiene 2300 hectáreas plantadas y un crecimiento que ronda el 10 por ciento.

La nación trasandina, además, genera una sobreoferta de esta fruta, lo que hace que mercados como Asia se saturen, haciendo aun menos competitiva a la Argentina.

“Por todo esto es importante para Neuquén y Río Negro salir temprano al mercado a través del aeropuerto de Neuquén, aunque hoy también lo hacemos por Valparaíso, Chile, en el Pacífico, mediante envíos chárter”, recordó Caminiti. “Estamos lentos de reacción y por eso la realidad nos pasa por arriba. Tenemos una gran oportunidad por la capacidad de producción y calidad pero no se puede desarrollar por la realidad económica”, apuntó.

El 80 por ciento de lo que se produce de cereza en Argentina se exporta. Y de ese porcentaje, la mayor parte corresponde a Neuquén y Río Negro.

De hecho, de las 4200 toneladas que salieron al exterior el año pasado, cerca de 3000 correspondieron a las dos provincias del Alto Valle.

Se duplicó el volumen de fruta que salió en los últimos 10 años

El volumen de exportación de cereza en los últimos diez años se duplicó en Argentina. En 2008 salían al mercado, principalmente el asiático, 2134 toneladas de esta fruta fina, mientras que para 2017 se alcanzaron las 4200 toneladas. Para esa temporada, donde todavía no hay datos oficiales, según la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados, el volumen estimado alcanzará las cinco mil toneladas. Todo esto muestra una gran evolución de la actividad, pese a las dificultades de competitividad que plantea el sector. En cuanto a las divisas, se triplicaron los ingresos para el país, ya que hace 10 años se percibían 7,5 millones de dólares y ahora ingresarán 21,5 millones de la moneda estadounidense.

 

Fuente: SimFRUIT, http://simfruit.cl/