Autoridades de San Antonio apoyan propuesta de nueva tasa portuaria

Por Equipo Nuestro Mar

Diversas autoridades de la provincia de San Antonio se refirieron a la tasa portuaria de un dólar por tonelada de carga transferida que han propuesto los representantes de la Asociación de Ciudades Puertos y Borde Costero de Chile. Este impuesto, que sería dividido en partes iguales entre los municipios y el Gobierno Regional de donde están los terminales, iría destinado a obras que permitan aplacar las llamadas externalidades negativas que provocan la logística portuaria y sus áreas de respaldo.

La diputada María José Hoffmann (UDI) dijo a Revista Nuestro Mar que “creer que los impuestos los paga Moya es un error. Y por otro lado que las ciudades puerto asuman los costos de la ´modernidad´ es injusto. Tenemos la obligación de buscar un camino intermedio que permita un equilibrio entre ambos bienes a proteger”.

Hoffmann añadió que “me parece interesante la propuesta pero requiere de dos condiciones básicas desde mi punto de vista: más que un nuevo impuestos hay que plantear una nueva distribución en las arcas fiscales y regionales; y además un marco regulatorio que busque el mejor uso de esos recursos destinados a la ciudad privilegiaría a la ciudad más que a la región”.

Camila Rojas, diputada del Frente Amplio, opinó que “los puertos generan impactos urbanos negativos para las ciudades donde se emplazan. Bajo dicha premisa es clave que exista retribución de los puertos a las ciudades. No basta con la llamada responsabilidad social empresarial, lo que se requiere es un compromiso financiero y de preocupación por el desarrollo de nuestras ciudades a lo largo del país. Por esto compartimos los lineamientos generales sobre tener una tasa portuaria exigible a las empresas portuarias que se propone desde la Asociación de Ciudades Puerto”.

Desde la perspectiva del diputado Víctor Torres (DC) la idea de los alcaldes de ciudades puerto va por el camino correcto. “En esto vemos una propuesta concreta respecto de cómo implementar una ley de ciudades puerto que cumpla el objetivo de dejar parte de los recursos que se generan en las comunas que se impactan directa e indirectamente por la actividad portuaria. Es interesante que, entendido el concepto de equidad territorial, se pueda estudiar esta propuesta y se respalden todas las acciones tendientes a concretar este anhelo que por años ha sido parte de los requerimientos no solo de los alcaldes sino que también de la comunidad que aspira a ser partícipe de los beneficios que se generan con esta actividad productiva”.

Andrés Celis (RN), diputado por el distrito 7, también apoya esta idea. ““Concuerdo con la Asociación de Ciudades Puerto y su presidente, el alcalde de San Antonio Omar Vera, respecto a la imperiosa necesidad de contar con una ley especial para que un porcentaje de los ingresos que se generan por transporte de carga al interior y entre los puertos concesionados a lo largo de todo Chile, queden en las ciudades y regiones donde se genera el impacto correspondiente. La propuesta que realizan va por la senda correcta, creo que los alcaldes de las comunas que poseen puertos deben formar parte también del directorio de la empresa correspondiente como representantes de la ciudadanía”.

“Desde ya la iniciativa cuenta con mi apoyo en el Parlamento, pensando en la inmensa necesidad de inversión en cada una de las Ciudades Puertos de Chile”, admitió Celis.

Cores

El consejero regional por San Antonio, Mauricio Araneda, sostuvo que le parece “razonable” el monto de dicha tasa portuaria y respaldó su incorporación en una nueva ley. “Creo es de toda justicia que las ciudades puerto reciban directamente ingresos que permitan mejorar la calidad de vida de sus habitantes y dejar de asumir solo los costos e impactos negativos que es lo que sucede hoy. Sin embargo, creo que debe quedar definido claramente que los recursos sean destinados a obras y/o actividades de impacto directo a los habitantes y no terminemos con los dineros ocupados en gastos corrientes propios del municipio o en contratación de operadores políticos afines a la autoridad de turno”.

Para el consejero regional DC por San Antonio, Roy Crichton, “la propuesta de la Asociación de Ciudades Puerto apunta en la dirección correcta respecto a tener una compensación para la ciudad respecto a lo significa tener un puerto asociado a esta; muchas veces las ciudades no se ven compensadas y vemos que la estrategia que tienen las empresas que actúan en las ciudades puerto es muy menor respecto a las problemáticas que tienen las ciudades”. Añadió que cree que la tasa “es muy coherente y muy aterrizada” y por eso confirmó que está a favor de su implementación, lo que, a su juicio, permitiría ejecutar obras para el mejoramiento de la infraestructura vial deteriorada por el paso de camiones.

“Espero que los parlamentarios estén a la altura y este proyecto pueda ser ley rápidamente”, recalcó Crichton.

Según el core por San Antonio y representante del Frente Amplio, Jorge Mora, “la propuesta del alcalde (Omar Vera, presidente de la Asociación de Ciudades Puerto), es completamente insuficiente porque de esta forma el puerto de San Antonio tributaría 364 días al año para Santiago y un día al año para San Antonio y de eso sería la mitad para San Antonio y la otra mitad para la región. Creo que la propuesta es completamente insuficiente y yo esperaría que el alcalde se la jugara más por la ciudad que debe representar”.

Mora agregó que “esos recursos deben ser destinados íntegramente a mejorar la ciudad, que sean distribuidos democráticamente y decidido por los habitantes mediante procesos democráticos, puesto que los habitantes conocen de primera fuente la necesidad. San Antonio merece más y por eso debemos comprometernos a dejar la mezquindad y poner en valor nuestro querido San Antonio”.

Senadora

La senadora por la Región de Valparaíso, Isabel Allende (PS)confirmó que la iniciativa de la Asociación de Ciudades Puerto es parte de lo que ella va a apoyar si es que se debate en el Congreso y recordó que los líderes de dicha organización presentaron sus propuestas en la Comisión Especial de Zonas Extremas y Territorios Especial del Senado.

“Existe una sola mirada al respecto y es la de los alcaldes deben ser parte de los directorios de las empresas portuarias estatales y también se ha señalado que no puede ser que sean nombrados desde Santiago para ciudades puertos como Antofagasta, por ejemplo, porque tienen poca relación con la vida cotidiana. Las ciudades puerto deben tener una vida y una relación amigable”, declaró la senadora al señalar que la idea de la tasa portuaria cobrada en forma gradual o en su defecto un canon por arriendo va a contar con su voto.

“Yo he dado siempre el apoyo, creo que es sumamente importante que exista una relación armoniosa ciudad puerto pero al mismo tiempo no es posible que las ciudades puerto solo tengan sus externalidades, a veces negativas, sin tener compensaciones”, afirmó al recalar que se deben buscar las alianzas políticas para que haya un acuerdo transversal sobre estas temáticas.

“Yo diría que hay un poquito de mejor condición porque (los alcaldes de ciudades puerto) se han unido, están organizados y tienen una directiva única”, explicó junto con recordar que el senador Francisco Chahuán le dijo a la asociación que está favor de la idea y que “le iba a exigir a su gobierno de que cumpliera con propuestas de este tipo”.

Allende insistió en que “ojalá que la presión sea lo suficientemente contundente para que avancemos y no sea solamente, una vez más, la promesa de que algo se va a hacer o que en algo va a ganar la ciudad puerto”.

Cámara aduanera

El presidente de la Cámara Aduanera de Chile, Cristián Herrera, reconoció que el directorio de esta entidad no ha revisado la propuesta que la semana pasada divulgó el timonel de la Asociación de Ciudades Puerto y Borde Costero de Chile, Omar Vera. Por lo mismo, este líder gremial dijo que solo daría su opinión a título personal como agente de aduana.

“Creo que en general este tipo de cobros o especie de impuesto a la carga son delicados y hay que definirlos bien”, sostuvo.

De acuerdo a Herrera, si dicha tasa portuaria es para que las ciudades puerto puedan ser compensadas por las externalidades negativas que genera la operación de los terminales, se debería tener claro cuáles son esos efectos y cuáles de ellos “se van a aplacar con este impuesto”.

“Tan importante como definir una fuente de ingresos es definir qué es lo que se va a analizar como externalidades negativas a fin de que la comunidad pueda controlar lo que se va a hacer al respecto”, manifestó.

El líder de la Cámara Aduanera enfatizó que describir bien el concepto de externalidades que provocan los puertos es primordial para que los actores de la industria tomen una posición al respecto, pues, a su juicio, el uso que se le dé a los recursos que emanen de esta tasa portuaria tiene que quedar absolutamente definido en las normativas que se propongan. “Me gustaría que la Asociación de Ciudades Puerto nos dijera claramente cuáles son esos factores a atacar”, concluyó.