Frutas chilenas destacan en muestra anual de gastronomía y vinicultura del Consulado chileno en Toronto, Canadá

Desde hace 12 años el consulado chileno en Toronto a través del departamento ProChile organiza un encuentro que busca mostrar la variedad de productos vinícolas, gastronómicos y frutícolas de Chile.

Esta muestra que se desarrolló en el Museo Real de Ontario, conocido como ROM por sus siglas en inglés, es ya un clásico de la capital de Ontario y contó con la presencia del cónsul de Chile en Toronto. El encuentro incluyó la degustación de la variada oferta gastronómica chilena, donde las frutas frescas de estación como uvas de mesa y arándanos destacaron, así como también la degustación de los vinos y aceite de oliva chilenos.

Susanne Bertolas, encargada del mercadeo de la Asociación Chilena de Frutas, agregó que la ventaja de la relación entre Canadá y Chile en cuanto a la producción de frutas frescos es que en el invierno de norteamérica, Canadá logra acceder a la fruta fresca del verano chileno y en el verano canadiense ocurra el mismo fenómeno con los frutos invernales de este país del sur del mundo.

La edición número 12 de este encuentro chileno canadiense, fue matizada por danzas folklóricas del Grupo Chile y música en vivo de este país del cono sur.

Vinos y Aceite de Oliva

El enólogo Maximiliano Erlwein, comentó que la idea central de su viña , Casas del Bosque y en general de todos estos productos chilenos surgidos de la uva es darle una personalidad única al producto final, partiendo de la viticultura, ciencia que determina el punto de cosecha de este fruto.

En tanto, la gerenta de mercadeo de la viña Aresti, Bárbara Lewin indicó que lo que mas le apasiona de la industria vinitícola es el proceso conocido como “blending” que es cuando el enólogo hace la mezcla en un momento y lugar preciso, de donde nace un producto irrepetible y “mágico” , según Lewin.

Destacó una estación dedicada a promocionar la emergente industria chilena del aceite de oliva, la cual comenzó a competir de buena forma con los grandes productores de este unto. “Chile comenzó a desarrollar este producto hace alrededor de 25 años. Poco a poco se puso en el mapa junto a los grandes productores europeos gracias a la calidad de los suelos de la zona central y central norte del país, la excelencia de sus aceites y su variedad”, comentó a Radio Voces Latinas la encargada del puesto que mostraba al menos 12 marcas y alrededor de 25 tipos de aceite de oliva.

 

Fuente: SimFRUIT; http://simfruit.cl/