AAPA: Puerto de Quebec y sus estrategias para mejorar relación entre la ciudad y el desarrollo portuario

“El involucramiento de la ciudadanía es una piedra angular en nuestros proyectos de desarrollo”. Con estas palabras resumió Mario Girard, Ceo del Puerto de Quebec, el resultado que han tenido las estrategias para mejorar la relación ciudad puerto.

En su conferencia sobre “Buenas Prácticas para las Relaciones Ciudad Puerto”, en el marco del programa de AAPA 2018, este ejecutivo explicó algunos planes conjuntos con la ciudadanía, y los puntos más importantes que lograron que en los últimos seis años se notara un cambio y un fortalecimiento de la identidad de ese puerto canadiense. Cabe señalar que este puerto es el más antiguo de Canadá, y el segundo más grande después del puerto de Montreal.

Leer también: AAPA: expertos analizan impacto de economía en industria portuaria

“Así como están cambiando los proyectos y los modelos, también está cambiando la tecnología y el conocimiento”, dijo, y desde que entendieron que el desarrollo del puerto debe estar en sinergia con la ciudadanía, solo desafíos encuentran en el camino hacia ser un puerto sostenible.

“La sostenibilidad es importante y hemos realizado inversiones especialmente en el trabajo con la comunidad. Nos preguntamos cuáles eran los elementos que ayudarían a desarrollar mejor la relación ciudad puerto y establecimos zonas de intercambio en Quebec. Le dimos valor al capital social que había en la ciudad”.

Se buscaron nuevas estrategias. Se implementó un sistema de propuestas con la ciudadanía. Se invirtió en proyectos urbanos de gran impacto, aplicando una nueva filosofía. “Queríamos conocer sus enfoques y encontrar puntos en común. Quisimos Involucrarnos en diálogos constructivos con las comunidades”, señaló.

En este sentido, entre los logros que han obtenido, destaca un Comité dedicado específicamente a las relaciones con la ciudadanía. “Contamos con académicos que nos mantienen informados y recibimos sugerencias para la aceleración social de nuestras propuestas”, señala.

“Quisimos ser audaces y decidimos ser transparentes”

Entre las acciones más importantes adoptadas, se encuentra la instalación de 11 estaciones de monitoreo de calidad del aire. “Nos inspiramos e innovamos para lograr procesos de consulta personalizados con la comunidad. Nos preocupamos de que la ciudadanía estuviera muy informada de los proyectos y su involucramiento ha sido una piedra angular”, destacó el ejecutivo de Puerto de Quebec.

A partir de esa confianza adquirida “que no damos por sentada” reforzó, se ha logrado en ese puerto desarrollar iniciativas que ya están proyectadas para 2020. “Quisimos ser audaces y decidimos ser transparentes”, afirmó.

Y aunque queda mucho por hacer, Mario Girard, puntualizó los principales elementos que están aportando valor para seguir mejorando esa relación entre puerto y ciudad. “Tenemos un grupo de gente que tiene la misión de ayudarnos y respecto del futuro, el camino que estamos siguiendo es, responder a las expectativas de los ciudadanos, explicando muy bien cómo las ciudades puerto pueden continuar con vida”.

Desde su punto de vista las claves son: el puerto debe ser tangible. Los desafíos se deben implementar paralelamente; la ciudadanía quiere tener acceso al borde costero, mejorar la calidad de vida en las zonas costeras (caminatas, miradores), se aspira a tener una ciudad saludable; buscar sinergias con enfoques disciplinarios novedosos (aporte de la arquitectura); se exigen preservar la biodiversidad; y piden tener buenas oportunidades de trabajo que genere pertenencia.

“En un contexto más operativo es necesario mejorar las cargas, usar la tecnología para mejorar el modelo y no olvidar que los ciudadanos quieren el desarrollo portuario, pero con un enfoque inclusivo para que lo sientan propio”, concluyó.