Chile se suma a censo multinacional del krill que se hará en 2019

Una flota compuesta por naves de Noruega, Inglaterra, Sudáfrica, Corea, China y, probablemente, nuestro país hará el primer estudio de población del crustáceo en casi dos décadas, para ver efectos del cambio climático y la pesca en la zona antártica.

40 días y 40 noches deberán permanecer los científicos a bordo de los rompehielos que el próximo año, a partir de enero de 2019 tendrán la misión de recorrer el área comprendida entre el norte de la península Antártica y el arco de Scotia para renovar la información acerca de este crustáceo.

El último censo del recurso se realizó en el año 2000, el que arrojó una biomasa de 379 millones de toneladas del recurso. Hoy las estimaciones son variadas, van desde los 60 millones a los 400 millones, “por eso es tan importante tener realizar este censo”, explica el Dr. César Cárdenas, investigador del Instituto Antártico Chileno (Inach) y representante de Chile en el Comité Científico de la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos.

Cárdenas explicó que esta actividad será organizada y liderada por Noruega y que una de las zonas de estudio es la península Antártica, donde Chile tiene una actividad importante y donde los efectos del cambio climático se han marcado de manera significativa, a lo que se suman las actividades de pesca de krill que se desarrollan en el área.

“En este censo van a participar rompehielos noruegos, ingleses y sudafricanos, los que permanecerán investigando por 40 días; además, serán apoyados por buques pesqueros de Corea y China, los que permanecerán entre 10 a 15 días. Es un esfuerzo multinacional en que cada uno pone su parte”.

En Chile solo la empresa Deris se dedica a la pesquería del krill, la que forma parte de la Asociación de Industriales de Krill, entidad que también aportará con un buque para este censo.

La pesquería de este recurso está regulada por la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, sigla de la organización en inglés) a través del Tratado Antártico y tiene una cuota global anual de 620 mil t, la que se reparte entre cinco países: Noruega, Corea, Ucrania, China y Chile, los que manejan una decena de buques. No hay cuotas por países, sino en subáreas, por lo que, al inicio de la temporada, en diciembre, cada Estado sale a pescar lo que pueda hasta que las condiciones climáticas lo permitan (esto es la llamada “carrera olímpica”). No obstante, según explica Cárdenas, la cuota total nunca se alcanza a completar, sino que se cierra a mediados de año, ya que luego no es posible efectuar la actividad.

El censo del krill fue uno de los temas abordados la semana pasada en los laboratorios antárticos “Embajador Jorge Berguño Barnes”, del Inach, donde se efectuó la reunión del subgrupo de trabajo sobre Prospecciones Acústicas y Métodos de Análisis, del Comité Científico CCAMLR.