MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales

Nuestro Mar >> El Mercurio de Valparaíso Nuestro Mar >> El Mercurio de Valparaíso

Actualidad portuaria |

Lunes, 23 de Octubre de 2017

Estudio valida Mytilus chilensis como nombre científico para el mejillón

Los resultados que reporta el estudio de la Universidad de Chile son concluyentes en cuanto a que la especie Mytilus chilensis es endémica de nuestro país y se separa filogenéticamente de las especies europeas.

Nuestro Mar >> El Mercurio de Valparaíso

El nombre científico Mytilus chilensis, para nombrar al mejillón chileno o “chorito”, es reconocido a nivel comercial por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) y otras organizaciones como la Global Aquaculture Alliance (GAA). Sin embargo, a nivel taxonómico, este nombre no ha estado libre de cuestionamientos y las investigaciones a este respecto muchas veces han sido contradictorias y no concluyentes. Esta controversia ha quedado reflejada en los cambios registrados en la base de datos del World Register of Marine Species, (www.marinespecies.org), que en la actualidad acepta al mejillón nacional bajo el nombre de M. platensis. Sin embargo esta designación podría cambiar como resultado de una nueva investigación.

Según lo explicado desde el Instituto Tecnológico de la Mitilicultura (Intemit), el problema del nombre científico se remonta a 1847, cuando el naturalista Francés A. D´Orbigny durante su viaje recorriendo el cono sur de América, desde Brasil hasta Perú (pasando por el Estrecho de Magallanes), describió una nueva especie de mejillón en las costas de la localidad uruguaya de Maldonado, a la que llamó M. platensis. Posteriormente, en 1854, otro naturalista francés, L.H. Hupé, describió en las costas de Chile a Mytilus chilensis. Todo estaba claro, hasta que en el año 1991 el investigador norteamericano, J.H. McDonald y colaboradores, utilizando electroforesis de alozimas (un tipo de marcador genético considerado obsoleto en la actualidad) encontraron que los mejillones de la costa Pacífico y Atlántico de Sud América eran genéticamente iguales, y se asemejaban al mejillón común europeo M. edulis. Consecuentemente, dado que M. platensis fue descrito siete años antes que M. chilensis, a nivel taxonómico se adoptó el nombre Mytilus edulis platensis, y luego M. platensis para todos los mejillones del genero Mytilus en el cono sur de América.

En el caso de las especies marinas, el nombre científico tiene consecuencias en el comercio, ya que la legislación en muchos mercados de destino, como la Unión Europea, obliga a declarar en la etiqueta este nombre. La necesidad de validar el nombre científico Mytilus chilensis para al chorito chileno y reconocerlo como diferente de otras especies comerciales (Mytilus edulis y Mytilus galloprovincialis), se planteó en enero 2015, durante el taller denominado “Aspectos genéticos asociados a la taxonomía e identificación de especies del género Mytilus presentes en las costas de Chile”, el cual fue organizado por la Unidad de Gestión Sanitaria de Plagas de Subpesca e Intemit. Este desafío fue abordado por los académicos de la Universidad de Chile, Dra. María Angélica Larraín y Dr. Cristián Araneda, pertenecientes a la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas y de Ciencias Agronómicas, respectivamente, quienes integran el Food Quality Research Laboratory. Ellos, junto con los investigadores polacos del Institute of Oceanology, Polish Academy of Sciences, Dr. Roman Wenne y Dra. Malgorzata Zbawicka y con el profesor neozelandés Dr. Jonathan Gardner, de la School of Biological Sciences de la Victoria University of Wellington, acaban de publicar su investigación en la prestigiosa revista internacional “Evolutionary Applications”, donde confirman la hipótesis que el mejillón endémico de Chile es genéticamente distinto a las especies M. edulisM. galloprovincialis y M. trossulus.

De ese modo, los investigadores validan una historia evolutiva única del mejillón nativo en la costa del Pacífico e indican que el mejillón endémico chileno debe ser reconocido como Mytilus chilensis (Hupé 1854). También confirmaron la introducción reciente del mejillón del Mediterráneo, M. galloprovincialis, en el Golfo de Arauco, probablemente desde el Mar Mediterráneo.

Uso de marcadores moleculares

“La diferencia de nuestra investigación, con las desarrolladas anteriormente en este tema, es que estamos usando marcadores moleculares tipo SNP, derivados de tecnología genómica de última generación. Éstos permiten una mayor resolución en los análisis genéticos, resaltando diferencias que no son detectadas con tecnologías antiguas como alozimas, marcadores RAPD, microsatélites y marcadores mitocondriales” dijo el Dr. Cristian Araneda. “Estos resultados aportan al conocimiento de la filo-geografía global de los mitílidos con implicancias en producción acuícola, trazabilidad alimentara, etiquetado y comercio, ayudando a posicionar al mejillón chileno internacionalmente”, precisó la Dra. María Angélica Larraín.

Otro aspecto importante es que se confirma en el Golfo de Arauco la presencia del mejillón del Mediterráneo (M. galloprovincialis) también conocido como mejillón gallego o choro araucano, una especie considerada entre las 100 más invasoras a nivel mundial.

Los investigadores señalaron que “los mitilicultores deben tener en cuenta que esta especie solo está autorizada para cultivarse en forma experimental en la región del Biobío, tal como lo declara el artículo 18 del Reglamento sobre Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos y no debe, bajo ninguna circunstancia, favorecerse su hibridación con M. chilensis. Hay que considerar que siempre que el mejillón del Mediterráneo se ha introducido en un nuevo ambiente se ha expandido desplazando a las especies nativas locales”, según las palabras de Araneda.

La Dra. Larraín comentó que “para monitorear estos procesos, la identificación de la especie usando marcadores moleculares puede ser realizada en forma rutinaria en cualquier laboratorio molecular aplicando el método basado en HRM ya publicado por nosotros. Actualmente, nos encontramos trabajando en el proyecto Fondef ID16I10013 –Desarrollo de un kit multilocus para llevar a cabo la identificación de especies de mejillones para apoyar la trazabilidad de este recurso–  para producir nuevas herramientas basadas en tecnología genómica para avanzar en el monitoreo de esta especie invasora en las costas chilenas e identificar inequívocamente las especies comerciales de mejillones con estándares forenses”.

Impactos en la industria

El investigador del Intemit, Dr. Cristian Segura, expresó que “esta iniciativa nace de un requerimiento de los departamentos comerciales de las plantas procesadoras  chilenas que exportan choritos a Europa en diferentes formatos, ya que a algunos clientes del viejo continente se les dificultaba discriminar nuestro mejillón (“chorito chileno”) del que ellos producen (Mytilus galloprovincialis y Mytilus edulis). Los resultados que reporta el estudio científico de la Universidad de Chile son concluyentes en cuanto a que nuestra especie Mytilus chilensis es endémica y se separa filogenéticamente de las especies europeas. Esta investigación aporta un importante avance en el desarrollo de innovación en tecnología genética a disposición de la ciencia aplicada, con impacto directo a una de las actividades productivas acuícolas más importantes de Chile y con reconocido impacto socio económico a escala regional”.

 

Fuente: Aqua, http://www.aqua.cl/

ANTERIORES