Plan nacional contra pesca ilegal incluirá controles en accesos a Santiago y fiscalización de la Armada

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) está afinando los detalles de un plan nacional para combatir la pesca ilegal. La iniciativa contempla la participación de diversos organismos públicos y se encuentra a las puertas de ser aprobada por el Presidente Sebastián Piñera.

“La necesidad de combatir la pesca ilegal es una cuestión que concita el acuerdo de los pescadores artesanales, del sector industrial y de las ONGs. Vamos a lanzar pronto un plan nacional para combatir ese flagelo”, anticipó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme.

La estrategia que alista Subpesca considera, entre otras medidas, el establecimiento de controles en los accesos norte y sur de Santiago, para fiscalizar a los camiones que se dirigen con mariscos o pescados a la capital, que concentra en torno al 70% de la comercialización de los productos del mar, según detalló Riquelme.

El subsecretario precisó que “esas barreras no existen hoy” y que los controles se desarrollan en el terminal pesquero capitalino, donde se ha detectado “una cultura del incumplimiento” en materia normativa.

La autoridad anticipó que el plan consulta, además, una “incorporación mucho más activa de la Armada en labores de fiscalización de pesca ilegal, al momento de otorgar los zarpes de pesca”, con el fin de evitar que algunas embarcaciones salgan de los puertos o caletas para desarrollar tareas extractivas de modo subrepticio: “Es una medida que anunciaremos junto al subsecretario para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli, con quien estamos trabajando en el tema”.

Aparte de la Armada, el plan nacional prevé la participación de otros organismos públicos, como Sernapesca, Carabineros, PDI, Adunas e Impuestos Internos, entre otros.

Riquelme hizo hincapié en que la agenda legislativa impulsada por el Gobierno incluye igualmente nuevas herramientas para luchar contra la pesca ilegal. El proyecto de ley que moderniza Sernapesca, por ejemplo, establece sanciones criminales para conductas que hoy se castigan solo con multas.

El subsecretario advirtió que, entre otros perjuicios, la pesca clandestina afecta la sustentabilidad de los recursos marinos, amenaza la salubridad pública, perjudica a quienes cumplen con la normativa del sector y genera cuantiosas pérdidas económicas.