Alcaldes de Puchuncaví y Quintero manifiestan su rechazo a nuevo muelle de Oxiquim

Explicaron que construcción de infraestrcutura granelera va en sentido totalmente contrario a descontaminación de la zona.

Los alcaldes de Puchuncaví, Eliana Olmos, y Quintero, Mauricio Carrasco, se reunieron hace unos días con el subsecretario de las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli, para manifestar su rechazo a la construcción de un nuevo muelle granelero en la zona, el que fue aprobado por la Comisión Regional de Uso del Borde Costero de Valparaíso, presidida por el Intendente.

Esto, mientras el Gobierno preparaba e ingresaba a Contraloría el Plan de Descontaminación de Quintero, en respuesta a los episodios críticos que vivió la zona en septiembre y octubre, los que obligaron a suspender las clases.

Leer también: CRUBC aprueba concesión para nuevo puerto en Quintero

Leer también: Bacterias y algas podrían mitigar contaminación en Ventanas, Quintero y Puchuncaví

El alcalde de Quintero, Mauricio Carrasco, explicó que la reunión se efectuó para manifestar la disconformidad que ambos alcaldes, los concejos municipales y la comunidad a la ampliación del muelle de Oxiquim. “Hoy la bahía de Quintero no resiste ninguna ampliación de concesión (…) Vamos a apelar a todas las instancias para que esta concesión no sea otorgada”, indicó.

“En todo Chile son conocidos los eventos que hemos tenido, gravísimos, de contaminación. Está en desarrollo hoy todo un plan de descontaminación, por lo tanto, esto va en sentido totalmente contrario a lo que le hemos escuchado al Presidente de la República en descontaminar nuestro aire”, agregó.

Por su parte, el subsecretario para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli, explicó que ellos tienen pendiente una solicitud de ampliación de concesión marítimapara Oxiquim y que “siempre es bueno tener todos las inquietudes que nos han presentado los alcaldes de Quintero y Puchuncaví”.

La obra

Se trata de una inversión de 110 millones de dólares que considera la construcción de dos sitios de atraque, un puente de acceso, plataformas para la sala eléctrica y torres de transferencia, postes de amarre y dos ‘duques de alba’ (estructuras aisladas que sirven para dar apoyo lateral y amarre a los buques).

Para la ejecución de estas obras será necesario efectuar trabajos de dragado y retiro de sedimentos que serán depositados 5 millas mar afuera, frente a la caleta de Horcón, a fin de construir el muelle en un espacio de 31 mil metros cuadrados que dará ocupación durante las faenas a 67 trabajadores.

El muelle norte será reservado a la atención de naves que transportan graneles sólidos y el muelle sur a los graneleros líquidos.