ANA valora cambio en proyecto de cabotaje en cruceros extranjeros

En el marco del seminario de “Intereses Marítimos”, desarrollado esta semana en la Academia de Guerra Naval, el gerente general de la Asociación Nacional de Armadores (ANA), Ricardo Tejada, valoró que el Gobierno le haya quitado urgencia a la tramitación del proyecto que se discute en el Parlamento para la apertura del cabotaje de pasajeros a cruceros extranjeros.
“Creemos que existían ciertos errores conceptuales en el proyecto de ley, de hecho se le quitó la urgencia, así que se está revisando y creemos que esto va bien enfocado”, sostuvo en diálogo con Revista Nuestro Mar.
Tejada recalcó que “estamos de acuerdo con que se aproveche la capacidad ociosa de los grandes cruceros que vienen de norte a sur y de sur a norte. Pensamos que se puede hacer cabotaje pero sin descuidar nuestra empresa nacional y fomentar el desarrollo de nuestra industria y la inversión de navieras chilenas”.
Así también sostuvo que el cabotaje de pasajeros extranjeros debe ser permitido para cruceros con una capacidad mayor a 800 o 1000 pasajeros y no para 400 como se había planteado en el proyecto del Gobierno. A su juicio, en Chile hay buques con capacidad superior a 400 pasajeros y que por lo mismo el Estado debe velar porque se resguarden los intereses de las navieras nacionales.
Ricardo Abuauad, ex vicepresidente de Puerto San Antonio, declaró a Revista Nuestro Mar que coincide con Tejada en que deben haber condiciones de protección para las navieras chilenas, por lo que, a su parecer, los cambios que se hagan a la normativa deben tener presente ese tema.
Sobre el cabotaje de pasajeros a cruceros extranjeros, Abuauad admitió que “abrir el cabotaje a pasajeros no parece tan descabellado pero con ciertos límites para proteger a los buques chicos”.
En esa línea,  reconoció que le parece “muy interesante y novedosa” la propuesta de Tejada para que se abra el cabotaje para cruceros extranjeros pero por sobre los 800 pasajeros.
EL OTRO CABOTAJE
Sobre ese mismo tema pero en el área del cabotaje de carga para buques extranjeros, el presidente de ANA resaltó que en Chile existen excepciones que desestiman las críticas de quienes señalan a Chile como un país cerrado. “Si se abre como en algún momento se hizo en Argentina o en Perú, nos va a obligar a cambiar a bandera de conveniencia, ya que es el único incentivo que tienen los buques chilenos para portar el pabellón chileno es el cabojate”, explicó