Gerente EPV advierte un “daño lamentable” en el comercio exterior por conflicto portuario

 

El traspaso de cargas y redirección de cruceros a San Antonio estaría ya generando preocupación en los trabajadores de ese terminal portuario, puesto que están aumentando los tiempos de espera en la cadena logística.

Hizo un llamado a avanzar en el diálogo puesto que se debe cumplir con compromisos internacionales que son demandados por los países de destino.

Gonzalo Davagnino, quien participó en el seminario Relación Ciudad Puerto, realizado hoy en el Salón de Honor del Congreso Nacional, advirtió que la continuación del conflicto de trabajadores eventuales, que ha tenido 10 días paralizada la actividad portuaria,  simplemente “traerá consecuencias lamentables para el desarrollo económico”.

En este sentido, el gerente de EPV, explicó que este tipo de conflictos no solo está generando una demanda que exige al Puerto de San Antonio responder de manera eficiente a lo que no está ejecutando el Puerto de Valparaíso, sino también “está trayendo un menoscabo a la exportación de fruta chilena y por otra parte, la poco visible posibilidad de recuperar la recalada de Cruceros, porque el daño, luego de haber ya realizado una negociación con las líneas de cruceros en la anterior crisis, en Estados Unidos, es irreparable”, señaló.

Gonzalo Davagnino, dijo que lamenta que está situación aún no ha sido resuelta y que aunque se han realizado los esfuerzos para avanzar en propuestas con las mesas de trabajo, tanto de la municipalidad como del gobierno regional, “el puerto está inactivo. Hemos perdido carga. Hay una cantidad de turnos y cruceros y yo, principalmente he estado de forma permanente en Estados Unidos, primero a enfrentar la situación y luego dar explicaciones para recuperar los cruceros. Este año teníamos más cruceros como muestra de confianza de la industria. Esto se tiró a la basura, y ya dos cruceros se han desviado, por el hecho de que no estamos entregando condiciones de seguridad mínimas”.

El gerente de EPV hizo un llamado a continuar con el diálogo puesto que aquí, según dijo no solo está en juego la competitividad local del puerto de Valparaíso, sino que la competencia internacional. “Yo espero que los trabajadores tomen conciencia que el puerto requiere un trabajo en forma conjunta. El puerto además, compite con otros puertos de la Región de Sudamérica. Tenemos que ser extremadamente conscientes de lo que está sucediendo”, concluyó.

Leer también: Valparaíso arriesga perder su tercer crucero de la temporada

Así también, reiteró ´que “no existe una estimación del impacto en  Valparaíso, pero sí,  un puerto detenido implica no solo transferir carga, sino también influye en el transporte y desarrollo de operaciones de comercio exterior. Nos preocupa la pérdida de líneas de carga y ya se está generando preocupación en Puerto de San Antonio por los tiempos de espera”.

El subsecretario Francisco Moreno, por su parte, quien también participó en el seminario Relación Ciudad Puerto, hizo un llamado a los actores a avanzar en la negociación. “Nosotros como gobierno estamos apoyando yodas las instancias de diálogo. Es demasiada la responsabilidad y necesitamos tener a los funcionarios en sus funciones. Hay contratos internacionales El único camino valido es el diálogo”, concluyó.