Juan Fernández será el primer archipiélago libre de plástico en el Océano Pacífico

Pescadores, el MMA y NatGeo trabajan en proyecto para convertir al Archipiélago en el primero libre de ese material en el Océano Pacífico.

Carola Delgado

“Para nosotros es un paso fundamental en el cuidado del Archipiélago. Este desafío de eliminar el plástico de Juan Fernández se suma a una serie de proyectos que hace tiempo estamos desarrollando para utilizar de manera sustentable nuestros recursos y cuidar el medioambiente”, dice Daniel González, presidente de los Pescadores Independientes y Artesanales de una de las zonas marinas protegidas más importantes del mundo.

El dirigente afirma que eliminar definitivamente el plástico del arte de pesca en el Archipiélago será un hecho de aquí al 2020. “Hemos firmado como sindicato de pescadores, comerciantes y asociación de mujeres un convenio con la Ong NatGeo y el Ministerio de Medio Ambiente. La organización internacional se encargará de ejecutar el proyecto en terreno. El Ministerio apoyará la ejecución y estamos ad portas de comenzar”, adelantó.

Anualmente ocho millones de toneladas de distintos tipos de plásticos llegan a los océanos a consecuencia de los 6.000 millones de toneladas que nunca pasan por plantas de reciclaje. Esto refleja un desafío global en su eliminación, donde un 79% termina en vertederos, 12% incinerado y sólo un 9% reciclado. Juan Fernández, desde que es una reserva protegida de la biósfera, está en ese camino  y proyecta de aquí a un año tener plástico 0.

El director de NatGeo para América Latina, Alex Muñoz, adelante que el proyecto contempla “medidas drásticas para reducir el consumo de productos con plástico y aquellos que entran a la isla serán reciclados o devueltos al continente”. Afirma que se escogió a Juan Fernández, no por ser un archipiélago con un grave problema con sus desechos plásticos, si no como un lugar “donde creemos que es factible desarrollar un modelo  exitoso para ser libres de plásticos y que sirva para otras islas en el mundo que quieren alcanzar el mismo objetivo”.

La estrategia se llama ‘Por un Archipiélago Sin Plásticos’ y, como agrega Muñoz, “se estructura en acciones que irán escalando a lo largo del tiempo que permitan alcanzar un nivel de ‘0 Plásticos’, concepto que se define como un sistema donde las cantidades de plásticos que ingresan al sistema deben ser -a lo menos- las mismas que salen del archipiélago y este archipiélago será el ejemplo para otros proyectos que se quieran impulsar en el mundo”.

Para la determinación de los procesos claves donde el plástico es utilizado hoy, se realizó una primera aproximación con un conversatorio colaborativo con la comunidad, identificándose la existencia de desechos plásticos como un problema; además se evaluó el nivel de conocimiento actual de la comunidad y el historial de acciones que ya se han desarrollado

El modelo contempla, por una parte, eliminar el material en aquellos nuevos productos que llegan, y por otro lado transformar el arte de pesca usando solo materiales biodegradables. “Los pescadores ya hacen un tremendo esfuerzo por utilizar trampas de madera y ya hicimos un aporte como NatGeo a todos los pescadores para eliminar las cuerdas de nylon. Ahora son de un material llamado perlón, que es muy resistente, natural y lo usan los grandes yates”.

En la primera línea de acción, entre otras medidas que se impulsarán, destaca el trabajo de articulación que realizará la empresa internacional para poner en contacto al comercio de Juan Fernández con proveedores que entreguen esos mismos productos a granel por ejemplo, pero con materiales alternativos, como cartón o papel, “de tal manera que ninguno contenga ese material”, dice Alex Muñoz.

Aquellos productos que no tienen posibilidad de ser devueltos al continente serán procesados en una máquina tripiadora para poder reciclarse o bien se devolverán al continente para reciclaje. “Estamos concentrados en el plástico. Sabemos que en el Archipiélago se están desarrollando otras iniciativas más orientadas hacia la Economía Circular, pero nosotros nos hemos puesto como meta eliminar por completo el plástico de la isla. Es un gran desafío, y estamos convocando a la  comunidad, a la autoridad para cumplir con la meta que esperamos sea replicada en otros territorios en el mundo”, concluye.