Biobío: Trabajadores de la industria pesquera inician tercer día de paralización por Ley Jibia

Desde el miércoles 9 de enero los trabajadores los Trabajadores de Flota, Plantas y pymes de servicio a la pesca industrial de la Región del Biobío, en rechazo al despacho de la ley que establece la captura de la jibia solo por arte de pesca manual.
Aunque en algunas plantas se continuó procesando captura que estaba almacenada o llegó en los barcos que regresaron al plegarse al paro, el miércoles, los trabajadores comenzaron a reunirse en sus sedes sindicales o mantenerse en alerta para acciones de sensibilización relámpago, previas a movilizaciones fuertes que planificarán las directivas.
Hugo Roa, Juan Carlos González, Eric Riffo, Yuri Salinas, presidentes de Sindicatos Interempresa de Tripulantes, Capitanes, Motoristas y PescaPyme, así como la directiva de la Federación de Sindicatos de Plantas, Fesip, reiteraron que no depondrán la medida en tanto el gobierno no lleve al Tribunal Constitucional el Proyecto Jibia. Además, exigen que considere íntegramente la Plataforma Social elaborada por las organizaciones para el Proyecto de Ley de Pesca Corta, que renuncien a las presidencias de las Comisiones de Pesca del Senado y Cámara Baja, Rabrindanath Quinteros y Gabriel Ascencio y también el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme.

Por su parte, la Central de Trabajadores de Chile, CTCH apoyó el paro total e indefinido. El presidente de la organización, Arturo Martínez,  criticó que en Chile cuando se habla de pesca nadie se acuerda de los trabajadores que andan en los barcos y se legisla desde un punto de vista político sin asumir los problemas para la fuerza laboral.

Leer también: Denuncian que proyecto de ley de jibia contraviene la Ley del Saco

Martínez dijo: “Aquí hay un problema de fondo y es que por atacar a las empresas, atacan a trabajadores que tienen contratos, que negocian colectivamente, que son formales, que pagan impuestos e imposiciones previsionales /…/. La gente que legisló no tiene idea de cómo se captura y están dañando fuertemente el físico de los trabajadores: no es posible que se les obligue a extraer en la forma que se aprobó, sabiendo que va a dañar su salud, que va a generar accidentes, por lo que creo que en ese caso lo único que queda por hacer es el el Tribunal Constitucional pueda revisar muy bien y declarar inconstitucional”.