Buque ilegal más grande del mundo vuelve al mar con apoyo de los países de la ORP-PS

Oceana Chile denunció que el Damanzaihao, buque factoría más grande del mundo, incluido en la lista negra de la ORP-PS en 2015 por su participación en pesca ilegal, no reportada y no reglamentada de jurel -recurso del cual Chile tiene la cuota más grande de todo el Pacífico Sur- fue sorprendido en actividades sospechosas. 

Según la información satelital captada por la organización desde la plataforma Global Fishing Watch, el Damanzaihao – que tenía la prohibición de operar y se encontraba anclado en el puerto de Chimbote, Perú desde 2015- zarpó el 4 de julio de 2018, abandonando la zona económica exclusiva peruana, posteriormente se encontró en altamar con el petrolero de bandera de las Islas Cook, Hai Soon 26, con el cual coincidió por seis horas, contraviniendo el reglamento de la ORP-PS, que establece que ninguna embarcación de un país miembro del organismo, entre los que se encuentra las Islas Cook, puede asistir a un buque incluido en la lista negra.

Luego de este encuentro, no hubo registro del trayecto ya que el Damanzaihao apagó la señal AIS (Automatic Identification System), la cual permite a los buques comunicar su posición, encendiéndola cuatro días más tarde, el 10 de julio, cuando se ubicaba frente a la zona económica exclusiva de Colombia. Durante ese periodo, el buque transitó frente a Ecuador, pero no hay datos de las actividades realizadas.

Leer también: Proponen implementar un sistema de trazabilidad para combatir la pesca ilegal

El 13 de julio, el Damanzaihao entró a la zona económica exclusiva de Panamá, llegando al puerto de Balboa el 16 de julio, permaneciendo ahí hasta el día 19. 62 días más tarde, se le ve entrando a la zona económica exclusiva de China, recalando en el puerto de Dalian el 20 de septiembre de 2018. Según el reglamento de la ORP-PS, los países miembros del organismo, entre los que se encuentran China y Panamá, deben prohibir la entrada de los buques incluidos en la lista negra y no pueden autorizar el desembarque, transbordo, reabastecimiento o cualquier transacción comercial en sus puertos.

El Damanzaihao constituye un riesgo para los ecosistemas marinos, no solo por su enorme capacidad de almacenamiento que alcanza las 49 mil toneladas mensuales, sino también por estar involucrado de forma reiterada en pesca ilegal, cambiando constantemente de bandera para eludir los controles. Si este buque funcionara diariamente, tendría la capacidad de almacenar 547 mil toneladas de pescado al año, lo que superaría la cuota anual de jurel.